Boceto cuchilla afeitar

4 pautas para la depilación con cuchilla

¿Tienes el tiempo justo para depilarte y tu única alternativa es utilizar la cuchilla? Hazlo bien.

Retirar el vello con cuchilla es uno de nuestros métodos de depilación “last minute” favoritos. Es rapidísimo, limpio, económico y te saca de más de un apuro. Eso sí, si vas con prisa pueden aparecer irritaciones, cortes o rojeces innecesarias. Así que lo mejor es que pongas atención y lo hagas en modo profesional:

1. ¿Cuándo?

El momento ideal para pasarte la cuchilla es siempre justo después de la ducha y de aplicar un lubricante adecuado. El motivo es que así la piel estará 100% limpia y mucho más suave, por lo que la maquinilla se puede deslizar con facilidad y tú puedes evitar cortes inoportunos.

2. ¿Con qué?

Invierte un poco más y usa maquinillas dedicadas para nosotras. Están adaptadas a las curvas de tu cuerpo y tienen las cuchillas ligeramente menos afiladas que las de ellos. Eso sí, la norma básica es que nunca las apures del todo. ¡Puedes aprovecharte de los productos beauty de tu chico! Róbale su brocha de afeitar para aplicarte el gel. Es muy parecida al kabuki que usas para maquillarte pero si extiendes el lubricante con ella (haciendo movimientos circulares) conseguirás levantar mejor el vello y rasurarlo con mayor facilidad.

3. ¿Cómo?

Para lograr un corte más apurado y limpio, debes pasar la maquinilla siempre a contrapelo. Es decir, en las piernas desde abajo hacia arriba y en las axilas en todas las direcciones ya que el vello crece libremente.

4. No olvides…

Lo de golpear el accesorio contra el lavado para retirar los restos no es una buena opción. Estos accesorios son muy frágiles y se pueden deteriorar fácilmente. Mejor elimínalos con agua y seca la maquinilla a conciencia(con un papel) para evitar que proliferen bacterias.

¿Nos dejas un comentario?