6 maneras de blanquear la ropa sin químicos

Blanquear ropa sin lejía y aclarar prendas de una manera alternativa a los blanqueadores tradicionales es posible, por ello te enseñaremos cuales son las formas más naturales que puedas encontrar para aclarar ropa sin perjudicarla. Hay muchas razones que justifican erradicar por completo los blanqueadores comerciales, como la lejía, que definitivamente no es nada amigable con el medio ambiente y con la salud. Cada año miles de accidentes están relacionados con el uso de limpiadores domésticos y productos para blanquear como la lejía. Muchos de estos accidentes involucran a niños y pueden ser potencialmente mortales.
Usar químicos para blanquear ropa puede causar:
  1. Problemas respiratorios
  2. Quemaduras en la piel e incluso daños en el sistema nervioso
  3. Alergias y asma a menudo suceden por el contacto con productos químicos para blanquear y pueden causar reacciones graves a todas aquellas personas que ya lo padecen
  4. Blanquear con lejía también tiene algunas posibles reacciones muy peligrosas si se junta con otros productos químicos y materiales.

Afortunadamente, existen maneras alternativas para blanquear ropa sin químicos abrasivos como el vinagre blanco, el bicarbonato de sodio, el limón entre otros. Aclara desde nuestra ropa de cama, calcetines, y otras tipo de telas, estas alternativas la dejan brillante y luminosa, y probablemente ya tienes los ingredientes en casa.

1. Vinagre Blanco

El vinagre blanquea, refresca y suaviza los tejidos. Añade de 1/2 a 1 taza de vinagre blanco destilado junto con tu detergente natural en polvo para lavadora. No te preocupes por el olor a vinagre se disipará después del secado. El vinagre también puede ser rociado sobre las manchas puntuales y manchas de cuello y axila.

2. Bicarbonato de Sodio

El Bicarbonato de sodio se blanquea, desinfecta, refresca y suaviza los tejidos. Añade 1/2 taza de bicarbonato de sodio junto con tu detergente natural en polvo para lavadora. Para manchas puntuales, hacer una pasta de bicarbonato de sodio y agua y aplicar directamente sobre la tela.

3. Agua oxigenada/peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada -3%) es un agente de blanqueo y desinfectante sin cloro. Añade 1/2 taza de peróxido de hidrógeno junto con tu detergente regular del lavadora.

4. Limón

El jugo de limón ilumina y refresca los tejidos. Añadir 1/4 a 1/2 taza de jugo de limón junto con tu detergente regular del lavadora. Para un pre-remojo, llena una olla grande con agua y un limón en rodajas. Pon a hervir, apagar el fuego y añadir la ropa. Deja en remojo durante una hora y luego lavar como de costumbre.

5. Sol

Seca la ropa al sol, no sólo ilumina los blancos, pero también mantiene un olor fresco en la ropa.

¿Nos dejas un comentario?