¡Ay mi madre! Se acaba de colar un gato

Aquí sólo llegan las personas curiosas que se han perdido, te sugerimos que vuelvas a la página principal, que pulses el botón ‘atrás’ de tu navegador, que busques algo en la barra inferior o que pidas un comando de rescate porque no entiendes lo que está pasando.

Por supuesto, nos aseguraremos que el culpable de este descontrol no vuelva a pasearse por aquí.