Jabones Aceite Argán

Jabones Aceite Argán naturales a base de Glicerina Vegetal, hecho a mano con amor. El aceite argán restaura y neutraliza la piel de los radicales libres debido a su elevado poder antioxidante, consiguiendo evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Está especialmente indicado para todo tipo de piel seca, mixta y grasa. El aceite de argán regenera las marcas producidas por el acné, la varicela y las cicatrices. Suaviza la piel de las embarazadas. Disminuye la aparición de manchas y estrías. El aceite argán posee propiedades bactericidas y fungicidas, combate las bacterias causantes de acné y eczemas.  El argán hace del jabón un potente regenerador de la epidermis para conseguir evitar el malestar de las quemaduras, derivadas de la larga exposición al sol en el monte, playa, bosque o montaña. Alivia la sensación de ardor, picor, quemazón y tirantez producidos por las quemaduras solares. Además el aceite de argán fortalece, aporta porta brillo y suavidad extra al cabello. Un dato curioso a cerca del cultivo del argán, es que procede del árbol de Arganda Spinosa y sólo crece en el suroeste de Marruecos por sus características, lo que hace un árbol único en el mundo. Es resultado de la presión de las almendras extraídas de los frutos secos del argán, un árbol que sólo se encuentra dentro del territorio de la reserva de biosfera del sur de Marruecos.